Noticias
08/04/2014
Si tienes alergia al polen, cuidado a la hora de conducir
El conductor alérgico debe tomar pedidas de precaución.
Un estornudo te obliga a cerrar los ojos durante 3 segundos

Si eres alérgico al polen no te contaremos nada nuevo si te decimos que los niveles alto de polen hacen que las personas alérgicas sufran sus efectos: picor de ojos, estornudos, lagrimeo y, en general, una sensación de malestar que en ocasiones impide llevar una vida normal.

Si ya tienes el carné de conducir y eres alérgico, debes tener en cuenta una serie de consejos antes de sentarte al volante cuando tienes los síntomas de tu enfermedad:

1. Si tu médico te receta un antihistamínico, infórmale de que conduces con frecuencia. Algunos de estos medicamentos producen somnolencia y pueden hacer que te duermas mientras conduces. Si tu médico lo sabe, te recetará un fármaco que no tenga estos efectos secundarios.

2. Intenta circular con las ventanillas subidas y con el aire acondicionado apagado. El objetivo es evitar que entre el polen en el coche y reducir las posibilidades de que sufras un ataque de alergia mientras conduces. Una buena idea es equipar tu automóvil con filtros HEPA (High Efficiency Patricle Arresting).

3. Consulta los niveles de polen antes de salir. Es conveniente que consultes los niveles de polen que hay en el ambiente. Te será muy útil esta página web eltiempo.es, en la que puedes obtener gráfica de concentraciones de polen.

Si no te parece necesario tomar estas medidas de precaución te aportamos este dato: cada estornudo hace que cierres los ojos por completo 3 segundos. Si a ello le unes el picor previo al estornudo y el hecho de que te obliga a girar la cabeza hacia abajo, calcula cuando tiempo dejar de prestar atención a la carretera cuando sufres un ataque de estornudos.
ver fuente

Compartir en Redes Sociales